Buenos Aires - Ciudad de Buenos Aires

Home > Buenos Aires > Ciudad de Buenos Aires > Belgrano > Las Barrancas y La Plaza

Las Barrancas y La Plaza

Una de las partes más lindas del barrio son las llamadas Barrancas de Belgrano, que se encuentran justo antes de llegar a la estación Belgrano C, donde pasan los trenes con destino Tigre o a Retiro (Línea Mitre).

imagenVacia

Camine entre los árboles y las balaustradas de las barrancas calmas. En 1871 los vecinos compraron estos terrenos a la Municipalidad para convertirlos en paseo público. La parquización es obra del paisajista francés Carlos Thays y del ingeniero Emilio Agrelo. Allí, la antigua residencia de la familia Corvalán, obra del arquitecto J. A. Buschiazzo, es uno de los pocos caserones que todavía sobrevive a los avatares de principios del siglo XX. Se trata del viejo club Belgrano (Luis María Campos y Arribeños), rival clásico del club inglés Belgrano Athletic, ubicado sobre Avenida de los Incas.



La ruta del tango en Buenos Aires es extensa y tiene muchos templos donde practicar el 2x4. En este circuito existe una alternativa gratis y muy porteña: en las barrancas de Belgrano hay una glorieta antigua donde los sábados y domingos, de 17 a 22, se organizan milongas que reúnen a los entusiastas del tango. Bastará con que se asome para que lo inviten a la pista. Si quiere tomar clases, vaya una hora antes, a las 16.



Al Sur del Paseo de las Barrancas, entre Pampa y Arribeños, la pequeña Estatua de la Libertad esconde una curiosa historia. Es obra de Frederik Bartholdi, autor de la famosa estatua neoyorquina de 40 metros, y una auténtica perla para los coleccionistas de curiosidades. Boceto del original norteamericano, llegó aquí entre otras esculturas adquiridas en Francia por la municipalidad de Buenos Aires.



A partir de acá, puede desviar el paseo hasta a la Fundación Banco Francés, en 11 de septiembre al 1990. El Edificio fue la casa de Valentín Alsina, escritor, jurista y político unitario argentino, gobernador de la provincia de Buenos Aires en dos oportunidades. Se trata de una típica arquitectura porteña del academicismo italiano de la segunda mitad del siglo XIX. En 1940 la mansión fue reformada por Prebisch, el constructor del obelisco y el teatro Gran Rex.

Tips para el viajero

Con quién Viajamos

Vestimenta

Duración del Recorrido

Dificultad

Epoca recomendada para viajar

Seguridad

Actividades del destino

Amigos, Familiar, Pareja, Solos

Informal

02:00 horas

Baja

Todo el año

Sin Peligro