Seleccionar página

LITORAL • MISIONES • APÓSTOLES

APÓSTOLES

Una de las excursiones más recomendadas del circuito.

Para cualquier lado que mire verá canteros llenos de colores, árboles floridos y también gente rubia de ojos celestes. Como muchas ciudades, Apóstoles nació con los colonos europeos que llegaron a fines del siglo XIX A 60 kilómetros de Posadas por la RN 105. También allí puede empalmar la RP 2 o Park Way, que costea el río Uruguay hasta El Soberbio. Apóstoles es una ciudad limpia, ordenada y prolija, con tres calles principales: Belgrano, 9 de Julio y Sarmiento. La plaza principal se llama San Martín y la rodean los principales edificios, entre ellos, la Municipalidad y la iglesia de San Pedro y San Pablo.
El primer contingente de polacos arribó a la ciudad en 1897. Eran 17 familias y venían tapados hasta el cuello, en busca de un futuro mejor. No se imaginaban que en Misiones el abrigo es lo de menos. Venían sin nada, además del abrigo. Acá, el gobierno les cedió algunas hectáreas para cultivar y pagar en plazos cómodos. Ellos hicieron el resto: trabajar la tierra o carpirla, como dicen por acá, y luchar con la hormiga minera, que se comía todo, que no los dejaba en paz.
Uno de esos polacos era Juan Szychowski, que con el tiempo se convirtió en un genio de la ingeniería local. Este hombre, que sólo tenía 2° grado completo, llegó a construir una máquina moledora de arroz y yerba, además de todo tipo de herramientas y hasta un dique para encauzar el río Chimiray, que divide Misiones y Corrientes. Llegó al país con 11 años y a los 18 ya tenía su propia herrería. En 1914 intentó volver a Polonia, pero estalló la Primera Guerra Mundial y se quedó un tiempo en Buenos Aires y luego volvió a Apóstoles. El Museo Juan Szychowski (Ver Datos útiles) está junto a la planta envasadora del Establecimiento La Cachuera, en un antiguo galpón remodelado, y tiene piezas únicas, como un torno de precisión, construido en 1919, por el propio Juan Szychowski, y que funcionó hasta 1994.
“El abuelo hacía todo perfecto”, cuenta Amanda Szychowski, la nieta del pionero, que decidió hacer un museo como un homenaje a su hiperactivo abuelo. El museo está a orillas de un canal, a 13 kilómetros de la ciudad por la RP 1 en dirección a Azara y luego por un camino vecinal. Mientras recorre el museo, se cuenta la historia por altavoz. Antes o después se puede ver un video de los orígenes de La Cachuera, que producía yerba y también arroz, y probar un tereré bien fresco.
No se pierda el Museo y Centro Cultural Ucraniano, que está frente a la plaza San Martín. Es una parada útil para entender mejor la historia y costumbres de los inmigrantes. Pregunte por la hermana Miguelina María Freyeka, monja de la Orden de San Basilio Magno, que vivió 20 años en Roma y lleva 20 en Apóstoles. Ella armó el museo con su ingenio, las cosas que trajo de su viaje a Kiev y algunas que le cedieron descendientes de los primeros inmigrantes. Son cinco espacios con una muestra sui géneris de la cultura ucraniana. Trajes típicos, telas de lino bordadas, mandolinas, iconos rusos, platos con incrustaciones de nácar y una réplica de una iglesia de una aldea. Ella misma guía el recorrido.
Además, hay una iglesia ucraniana y una calle que se llama Taras Shevchenko, como el poeta más grande de ese país. En la parroquia de la Santísima Trinidad, de culto católico-bizantino-ucraniano, hay misa en ucraniano, los domingos, a las 8.

TIPS PARA EL VIAJERO

CON QUIÉN VIAJAMOS

Amigos, Familiar, Pareja, Solos

VESTIMENTA

Informal

DURACIÓN DEL RECORRIDO

Mediodía

DIFICULTAD

Baja

ÉPOCA RECOMENDADA PARA VIAJAR

Todo el año

SEGURIDAD

Sin Peligro

ACTIVIDADES DEL DESTINO

Arte y Cultura > Monumentos y Lugares Históricos