Seleccionar página

LITORAL • ENTRE RÍOS • PARQUE NACIONAL EL PALMAR

PARQUE NACIONAL EL PALMAR

Una de las excursiones más recomendadas del circuito.

Este destino es una excursión imperdible si visita la zona, cuenta con vistas panorámicas de los palmares de Yatay. Recorridos por la selva con guías que lo ayudarán a conocer más del lugar y le facilitaran el avistaje de una fauna muy variada.
A 65 kilómetros de Concordia y a 51 de Colón. Hay carteles indicativos, pero si no bastaría con seguir a las altas palmeras syagrus yatay, que crecen entre pastizales de color verde manzana. El parque fue creado en 1966 para protegerlas y tiene una superficie de 8500 hectáreas. Antiguamente se extendían por toda la provincia de Entre Ríos, Uruguay y el sur de Brasil, pero los años de explotación agrícola las fueron reduciendo a los palmares del parque.
El camino de ingreso termina a pasos del río Uruguay, donde está el centro de visitantes y los servicios de proveduría. Sin embargo, verá que tiene desvíos a la izquierda y a la derecha. Si los sigue llegará a miradores, desde donde ver algunas de las doscientas variedades de aves que habitan en el parque. A la tardecita o bien temprano en la mañana –mucho mejor con binoculares- verá más y mejor. Las aves que seguro estarán por ahí: el churrinche, también conocido como brasita de fuego porque es pequeño y coloradísimo; también colorado y con más tamaño, el federal. Cerca del agua, podrá ver garzas (blanca y mora) biguás y el simpático martín pescador, con su pico grande y plumaje vistoso. Una difícil de ver: el carpintero blanco, que anda golpeando con el pico los troncos de las palmeras.
En el parque hay sitio para acampar. Recuerde que hay un servicio permanente de guías y la posibilidad de recorrer los senderos en bicicleta. Si se queda a dormir puede levantarse al amanecer y sacar fotos de las palmeras recortadas en el cielo rosado. Los que duermen hasta tarde, esperen al atardecer… En el área de visitantes está el sitio histórico Caleras de Barquín, que guarda construcciones de 1780 realizadas por el comisionado del Virrey Ceballos, Manuel Barquín para extraer piedra caliza de las barrancas e incinerarla en hornos. En aquellos años, el campo tenía cultivos y animales de cría, y las palmeras se aprovechaban enteras: con la savia se fabricaba aguardiente y con el fruto, licor y aceite.

TIPS PARA EL VIAJERO

CON QUIÉN VIAJAMOS

Amigos, Familiar, Pareja, Solos

VESTIMENTA

Informal

DURACIÓN DEL RECORRIDO

Mediodía

DIFICULTAD

Baja

ÉPOCA RECOMENDADA PARA VIAJAR

Todo el año

SEGURIDAD

Sin Peligro

ACTIVIDADES DEL DESTINO

Arte y Cultura > Monumentos y Lugares Históricos