Seleccionar página

LITORAL • MISIONES • SALTOS DEL MOCONÁ

SALTOS DEL MOCONÁ

Una de las excursiones más recomendadas del circuito.

La travesía hasta los saltos del Moconá dura unas dos horas, y uno podría pensar que se aburrirá viendo orillas verdes, y vegetación, pero sin embargo, este paseo es de lo mas impactante y recomendado de la zona. Están a 75 kilómetros de El Soberbio. Hay dos formas de llegar, por tierra y por agua. La primera es siguiendo la RP2, que lleva ese nombre por el Papa Juan Pablo II y corre paralela al Uruguay. El único detalle que finalmente se convierte en un problema, es que sólo hay 35 kilómetros asfaltados. El resto es de un ripio tan difícil que lo recordará toda la vida. Si no tiene un vehículo doble tracción, ni lo intente. Por agua es un paseo de todo el día, que parte desde El Soberbio en alguna de las lanchas que realizan el circuito remontando el río Uruguay. De un lado está la costa argentina y enfrente, Brasil, y el pequeño poblado de Porto Soberbo, adonde es posible cruzar y pasar el día.
El Uruguay no es un río valizado, es decir que no tiene boyas que marquen el camino. Por eso, los capitanes de por aquí tienen una licencia que dice patrón de zonas especiales, y son verdaderos conocedores. Así como algunos saben leer inglés, parecería que ellos pueden leer el agua. Tienen siempre la mirada fija en el horizonte, viendo por dónde avanzan, tomando decisiones constantemente. El que va abordo ni se entera, pero en algunas zonas las piedras están apenas a 40 centímetros de la superficie, por eso hay que mirar bien por dónde encarar. Los guías de la lancha son baquianos que conocen el agua y sus secretos, y saben historias de la selva. Pregúnteles, así le cuentan sobre los árboles, y aprende la diferencia entre grapia, anchico, guatambú y maría preta, sólo por nombrar algunos.
Hasta poco antes de llegar a los saltos, el Uruguay mide entre 300 y 500 metros de ancho. Si tiene suerte verá unas canoas largas cruzando de una orilla a otra, de un país al otro. Se llaman caícos y están construidas con maderas de la zona con alta flotabilidad, como el timbó. Si hay un caíco quieto en medio del río quiere decir que alguien está pescando. En general se paran sobre las correderas, como se les llama por aquí a los tramos donde el río corre más rápido y las piedras están más cerca de la superficie. Las correderas son el lugar preferido por los dorados para pescar ellos también su alimento. Si la lancha se detiene unos minutos es posible que hasta vea saltar a estos reyes del río.
En el viaje se pasa por la isla Dina, de 17 hectáreas, que hasta hace algún tiempo estuvo habitada y sus pobladores se dedicaban al cultivo de citronela y ananá. Es un buen momento para contar sobre la citronela. En esta zona de Misiones verá selva apretada, húmeda y verde. Pero también verá claros, espacios que fueron rozados, esto significa que se cortaron los árboles y luego se quemó para después cultivar con tabaco, mandioca, maíz y citronela. Esta última es una planta originaria de Asia que llegó a El Soberbio con Sergio Fenochio, un pionero que descubrió que se adaptaba bien al clima húmedo de esta orilla del Uruguay. Su cultivo comenzó en los años 60 y en los 80 se produjeron más de 600.000 kilos, destilados en 1500 alambiques caseros. La citronela se vende como aceite y es un componente básico para la industria de perfumería. Se usa en la producción de jabones y desodorantes de ambiente. Si bien la producción ya no es tanta como en aquellos años, todavía esiste y el olor alimonado de la planta se huele en el ambiente. Y se usa para ahuyentar mosquitos y darle brillo a los pisos de madera. En El Soberbio todavía quedan alambiques en producción, que es posible visitar.
De estas historias se enterará en un viaje en lancha o en una charla con pobladores de la zona. ¿Se acuerda que al salir de El Soberbio el río medía 300 metros? Antes de llegar a los saltos se angosta de repente y las orillas se cubren de piedra basáltica. De repente, mide apenas 25 metros, y ahí se forma esta falla geológica única con el nombre de Saltos del Moconá.

TIPS PARA EL VIAJERO

CON QUIÉN VIAJAMOS

Amigos, Familiar, Pareja, Solos

VESTIMENTA

Informal

DURACIÓN DEL RECORRIDO

Mediodía

DIFICULTAD

Baja

ÉPOCA RECOMENDADA PARA VIAJAR

Todo el año

SEGURIDAD

Sin Peligro

ACTIVIDADES DEL DESTINO

Arte y Cultura > Monumentos y Lugares Históricos